Distopía Red Alert: Cuando cambiar el pasado no implica un mejor futuro

La compañía de videojuegos Westwood Studios lanzó Command & Conquer: Red Alert en el año 1996, una precuela del exitoso juego de estrategia en tiempo real que traslada lo visto en su primera parte hasta un periodo reciente en la historia de Europa, una distopía de la Segunda Guerra Mundial pero sin Adolf Hitler.

El juego nos lleva a los años 50 a una realidad alternativa en la que el físico de origen alemán Albert Einstein inventa una máquina para viajar en el tiempo hasta 1924. Allí busca a Hitler liberado de la cárcel tras el fallido golpe de estado del Putsch de Munich un año antes. Einstein elimina al que años después se convertiría en la cabeza del III Reich liberando a Europa del yugo nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Pero la consolidada paz en Europa es una falsa esperanza. En esta distopía, bajo el régimen de Iosif Stalin la URSS se convierte en una despiadada superpotencia expansionista sin que nadie pueda hacerla frente. Sin el “obstáculo” de Hitler, la URSS inicia la Segunda Guerra Mundial como una campaña soviética por controlar el continente europeo y asiático. Las fuerzas aliadas tendrán que unirse irremediablemente contra este nuevo enemigo histórico.

El jugador deberá ponerse a los mandos de una de las dos facciones donde, a lo largo de 40 misiones divididas en dos grandes campañas, tendrá que gestionar los recursos disponibles en cada mapa para hacer frente al enemigo. En la mayoría de los niveles será más que necesario crear una base principal con una serie de infraestructuras básicas que se podrán ir actualizando y mejorando con más recursos. De este modo, se podrán crearán diferentes tipos de tropas, siempre con un coste monetario, que tendrán ventajas e inconvenientes frente a las del enemigo.

Los soviéticos cuentan con poderosas unidades terrestres dotadas de un considerable poder de fuego y apoyadas por una potente fuerza aérea. Mientras que los aliados cuentan con unidades rápidas que permiten realizar ataques relámpago reforzados por una destacada fuerza naval. El bando elegido obligará al jugador a afrontar los niveles de forma muy diferente poniendo a prueba en todo momento su dotes de estrategia, gestión y, sobre todo, paciencia.

La música de Klepacki

Hablar de Command & Conquer es hablar de su música. El compositor norteamericano Frank Klepacki volvió a repetir labor en “Red Alert”, considerado como uno de los mejores trabajos de su carrera. Con casi 70 minutos de música, Klepacki desarrollo una partitura llena de guitarras eléctricas, marchas militares, sintetizadores y samplers que marcaron el acabado sonoro de varias futuras entregas de la franquicia. Su tema más conocido es ‘Hell March.

Dieciséis años han pasado ya desde que Westwood Studios sacase en PC Command & Conquer: Red Alert. Un tiempo en el que se han visto nuevas propuestas para la estrategia en tiempo real, especialmente centradas en la mejora del apartado gráfico, pero ninguna tan fresca como Red Alert ya que marcó las pautas jugables que posteriormente repetirían hasta la saciedad otros títulos y franquicias del género.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies